Destacado
Miércoles, 26 Febrero 2014 | Escrito por
Número: 2
LA ESTRATEGIA DEL CAMBIO PERMANENTE

No ha sido precisamente fácil el último quinquenio que nos ha tocado vivir, pero no es menos cierto lo que dice el mítico refrán respecto a que: “no hay mal que cien años dure, ni cuerpo que lo aguante”.

Precisamente por ello, ahora que parece que todos nos empezamos a mentalizar de que este ciclo debe de cambiar de signo, de que a pesar de que sigue habiendo mucho paro, mucha corrupción, grandes dificultades, etc., hay que ser optimistas y luchar por la ansiada búsqueda de la senda de la mejora, desde estas líneas nos unimos a una Cruzada que debe devenir en imparable, a la hora de aunar esfuerzos y empujar todos en la misma dirección.
Tras más de cuatro años de llanto y crujir de dientes, ante tanta destrucción de empleo, desaparición de aguerridos emprendedores de negocios (muchos de ellos con varios años de actividad y un más que notable producto/servicio en el mercado), ante la incertidumbre de al menos dos años más (2014-2015, años de elecciones, cantos de sirenas, amagos de nuevos despertares y brotes verdes basados únicamente en quienes intentan desde su atalaya política mantener sus prebendas) necesarios para una mínima y adecuada recuperación empresarial; aunque resulte increíble, siguen detectándose intentos y esfuerzos ímprobos por parte de profesionales que procuran, luchando a brazo partido, salir de esta funesta situación.

Porque los que estamos en la economía real, la que está a pié de los problemas de la calle y no sobrevolando cuan tecnócratas la macroeconomía que solo existe y se aplica en los libros de la Facultad en la que estudiamos Ciencias Económicas y Empresariales, llevamos encima las heridas producidas durante estos cuatro largos años, en los que los efectos devastadores de la denominada crisis se han cebado, sobre todo, en los negocios más pequeños y en los empleos privados más endebles.

Y debido a unos genes y a una rasmia que nunca se sabrá de donde procede, y por qué anida en ciertas personas concretas, seguimos viendo con esperanza a gente que intenta o bien relanzar su maltrecha actividad, o bien iniciar una nueva, en ambos casos orientadas de forma más acorde a las necesidades actuales de los cambios en la demanda del mercado.

Desde estas líneas, queremos desde OHR rendir un homenaje a todas las personas que están participando en esta maravillosa Cruzada del Siglo XXI, en la cual a pesar de las noticias que todos los días nos machacan, por su negatividad, nuevos casos de corrupción, inutilidad para la búsqueda de soluciones y similares, siguen esforzándose por salir de tanta tristeza y tanta inmovilidad, luchando por un nuevo escenario en el cual no se busca un cuento de hadas (que sabemos que no existen), sino un lugar en el que convivir trabajando y colaborando unos con otros, aportando cada uno de nosotros aquello que mejor sabemos y podemos hacer.

Y, además, como somos plenamente conscientes de que no solo de filosofía vive el hombre (y la mujer), aportamos desde OHR www.ohr.es nuestro granito de arena. Acabamos de renovar nuestro sitio web (y van tres), no ya solo desde el aspecto de imagen, sino sobre todo buscando una mayor claridad y que sea un vehículo que dinamice, facilite y simplifique el trabajo entre nuestros Clientes y nuestro equipo de profesionales.

No pretendemos cambiar el mundo desde este breve artículo, pero si conseguimos que tras la lectura del mismo, el/la amable lector/a haya inoculado un gramo de la esencia que queremos transmitir en su estado de ánimo, no en aras a crear un ficticio y efímero subidón emocional, sino un gramo de realismo que le ayude a creer más en sí mismo y en sus facultades, a intentar cambiar desde su posición algo pequeño y liviano, que unido al resto, pueda empezar a mover esta pesada y oxidada maquinaria social en la que nos encontramos paralizados, simplemente con eso nos daremos más que por satisfechos.

Quedáis invitados a ello, así como a compartirlo con nosotros, ya que nos hemos empeñado en iniciar un nuevo cuaderno de bitácora, en el cual se recojan los intentos y pequeños logros que vamos consiguiendo, porque hemos decidido quemar públicamente en la hoguera del recuerdo tanta tristeza y hechos negativos como nos han sucedido durante los últimos cuatro años.


Óscar Hortigüela

Licenciado en CC. Económicas y Empresariales.
Experto en Estrategia, Innovación y Mejora de la Eficiencia en las Organizaciones.
Prestación de Gerencias Asistidas y participación en Consejos de Dirección.
Formador en temas de Gestión Empresarial.

Sitio Web: es.linkedin.com/pub/óscar-javier-hortigüela-revilla/72/a89/72

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, entenderemos que acepta su uso. Saber más

Acepto